lunes, 23 de junio de 2014

Violeta Parra: Temas Inéditos- Homenaje Documental. MSD-016. Mandioca.1987. Argentina






En esta oportunidad los dejamos con este single, editado el año 1987 en Argentina y que contiene registros inéditos hasta esa época de Violeta Parra. Registros realizados por ella en su visita a Argentina a inicios de la década de 1960.

Para saber mas antecedentes de este disco, los dejamos con un extracto de la nota de Francisco Luque publicada por cancioneros.com:
--------------------------------------------------------------------------------------------------------
Norberto Folino fue un hombre muy importante para la cultura de Avellaneda, dice el poeta y periodista Antonio José González, mientras maneja su Mitsubishi Galant año 81, pero, aclara, como buen porteño medio fabulero.

En 1995 y poco antes de su muerte, González escribió un reportaje sobre Norberto Folino en homenaje a quien fuera el primer Director de Cultura del municipio de Avellaneda. El artículo publicado en el diario La Ciudad transita por la prolífica historia de este escritor, abogado, músico, gestor cultural de vieja cepa, realizador de investigaciones tangueras y programas de radio que aún existen. No obstante, el hecho que define su historia sucedió en 1962 y el artículo lo titula como “El día que descubrí a Violeta Parra en una calle de Buenos Aires”.

Dice Folino: “Me encontré con la chilena en la calle Corrientes. Estaba muy alterada porque venía de ver a un editor argentino que embaucaba a músicos chilenos. Este tipo no le editaba sus canciones, se las había rechazado y le recomendaba que se dedicara al bolero o temas de moda. Violeta ofendida se había retirado”. Con la sagacidad de un puntero derecho, Folino le habría dicho que casualmente era editor de música, o mejor dicho, que tenía intenciones de serlo. Violeta aceptaría y grabaría algunas canciones para su trascripción. “Así fue como, en forma tan sorpresiva y audaz, me convertí en editor de Violeta Parra”, finaliza la historia.

Antonio González cuenta que días después de publicada esa nota recibió una carta mecanografiada del otro periodista presente en la entrevista del Phoenix. Un furioso Ricardo Frocari escribe que fue él quien llevó a Folino a conocer a Violeta Parra y que una vez que terminada la entrevista, le contó a la chilena que dirigía una pequeña editora musical y que estaba interesado en publicar alguna de sus obras. Violeta Parra, encantada, dijo que sí y extrajo de una carpeta los folios pentagramados (música y letra) de tres obras, indicándole que podía editarla en todo el mundo excepto en Francia y Canadá donde los derechos los tenía un editor francés. Folino aceptó sin objeciones y le hizo firmar los contratos correspondientes que sacó de su inseparable portafolios. Y puedo asegurar, termina Frocari, que Norberto Folino no volvió a verla nunca más en su vida. Se equivoca.

En el libro Toda Violeta Parra de Alfonso Alcalde se lee parte de una carta escrita por la Parra a Norberto Folino, y dice:

Yo estoy sentida hasta los huesos con usted. Primero, porque sabía de mi angustia económica y me prometió volver con algún dinero. Y no volvió. Toda la delegación estaba detenida por no tener yo con qué pagar una deuda que traían mis hijos. Segundo, usted prometió volver al día siguiente con las diez canciones en su publicación de las letras y con el resto de las músicas. Ud. No vino. Tercero, yo le pedí muchas veces que me trajera el contrato. Ud. No lo trajo. La inocencia mía, Folino, es mal interpretada por algunas personas. Yo no quiero pensar que Ud. ha jugado con esta inocencia (…) Espero que lo cumpla. Hay en el lenguaje una frase popular que retrata a los peronistas: “Perón cumple”. Fríos saludos de parte de Violeta Parra.

Pocas ventas o poco interés del medio argentino por la música de la chilena, este episodio no terminó ahí: En 1987 apareció un disco titulado “Temas inéditos – Homenaje documental”, un EP de Violeta Parra que contiene cuatro canciones -Arriba quemando el sol, Hace falta un guerrillero, Miren cómo sonríen y Según el favor del viento-, grabadas en la habitación del Phoenix utilizando un grabador portátil marca Gelotto. El disco fue publicado por Mandioca, sello discográfico fundacional del rock argentino, cuando hacía los últimos esfuerzos por no desaparecer y el encargado de los derechos de autor era un señor de apellido Folino.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Lado A:
1. Arriba quemando el sol
2. Según el favor del viento

Lado B:
1. Hace falta un guerrillero
2. Miren como sonríen







1 comentario:

Ramón Jaramillo dijo...

En realidad, la grabadora era de la marca "Geloso". Indignante el trato que se le dio a Doña Violeta Parra, un gran trabajadora de la música popular chilena que debió merecer un mejor trato.