miércoles, 10 de mayo de 2017

Mauricio Redolés & Son Ellos Mismos: Bello Barrio. ALC 613. Alerce. 1987. Chile








Tengo el pequeño vicio de contar en algunas oportunidades como se ha cruzado la música que posteo con mi vida. Creo que no le interesa a nadie, pero como este blog es mío, escribo lo que quiero.

Corría por allá el año 1989, ya ganado el plebiscito era época de campaña electoral para cubrir el senado, la Cámara de Diputados y la Presidencia. Si en la presidencia la campaña estaba entre Aylwin y Buchi, en el Senado la campaña iba por Eduardo Frei, y no recuerdo quién iba por la izquierda, ni por la derecha por Santiago Oriente, aunque vivía en La Cisterna era considerado Santiago Oriente.

Pero si recuerdo que en la campaña de Diputados se presentaba Camilo Escalona por el Distrito 27, en esa época Camilo aún usaba barba. Dentro de esa campaña Escalona hizo una presentación que iba acompañado por varios artistas, esto se realizó en una calle de La Cisterna a la altura del paradero 20 de Gran Avenida hacia la costa. Era la rampla de un camión que estaba atravesada, entre San Luis y Ciencias, o Santa Camila como se llamaba esa calle unas cuantas cuadras más allá.

De lo que recuerdo de esa presentación fueron 2 artistas, Redolés y Carlos Justiniano.
Redolés se presentó solo con su poesía, me recuerdo la locura que surgió ante mí al escucharlo recitar “ La persecución del poema y la poesía…”, “ Fulgor y Muerte de John Lennon”, “Chaos”, “Lengua o Labio”.  Para mí fue  la apertura a una nueva vertiente que desconocía. En esa época, a mis 13 años, Redolés me voló la cabeza. 

La actividad artística terminó repentinamente cuando Carlos Justiniano se estaba presentando y dijo que había una canción mas fácil que “esposa de Paco”, y repentinamente llegaron los pacos y se terminó todo.

A los días partí corriendo a una casseteria del centro, me parece que fue Colt 70, o algo así, que estaba en el edificio Santiago Centro, pregunté cómo no quiere la cosa por un Cassete de Redolés y lo tenían, después al escuchar el cassette la locura fue mayor. Esta intercalación de Canción y Poema, con una verbalización casi de recuperación folklórica de la forma de hablar, de los dichos, de la entonación; en un trabajo que era generoso en los minutos. En resumen: Un cassette fundamental en mi adolescencia.

Después con el tiempo le dije a Redolés de esta primera vez que lo ví. No me acuerdo si me comentó que se acordaba o no, lo que si me dijo en esa oportunidad, estamos hablando ya a fines de la década de 1990, que le iba a mandar una carta certificada al Sello Alerce para revocar la licencia que ellos tenían de este disco, ya que quería publicarlo él en forma independiente. Así este disco al tiempo salió de Alerce, y Redolés lo ha editado por sus medios en estos años.. así que si quiere tenerlo,. Vaya donde Redolés y cómprelo, de seguro que se escuchará mucho mejor que este cassette que compré en 1989.

Lado A:
1. Blues de Santiago
2. Fulgor y Muerte de John Lennon
3. Nutrias en Abril
4. Nada (Texto: Carlos Pezoa Véliz - Música: Mauricio Redolés)
5. No Importa
6. Triste funcionario policial
7. La persecución del poema y la poesía según mi padre conmigo jugando fútbol.
8. Ciertos especta culos de Santiago de Chile (Redolés - Rivera - Jadresic)
9. Chaos

Lado B:
1. Adivinanza lengua o labio
2. Canción pa´la mas chiquitita de todas
3. Descripción de la casa de Harrow Road para el año 2580
4. Yo también viví en Harrow Road
5. Verde susurro pa' Georgina
6. Epitafio (Texto: Roque Dalton - Música: Mauricio Redolés)
7. Chilean business
8. El maestro Sandovar
9. Bello Barrio
Todos los temas y poemas creados por Mauricio Redolés, excepto donde se indica.


3 comentarios:

Manuel Vilches Parodi dijo...

la doctora Carrera era la "competencia" de Frei por el lado del PS en la dupla concertacionista. Le fue súper bien.

Manuel Vilches Parodi dijo...

los de la derecha eran Piñera y Pérez de Arce, creo.

DISCOTECA NACIONAL dijo...

si tienes razón, era la doctora Carrera, me había olvidad de ella,
y por la otra manga era Piñera y Perez de Arce como bien lo recuerdas.

Gracias Manuel!