domingo, 7 de octubre de 2012

Promauca: Chile. PROM-LP-7901.1979.Suecia






La Música chilena esta repartida por el mundo de una u otra forma; una de las circunstancias de esta suerte fue el Golpe de Estado de 1973 que con su persecución político cultural que ya conocemos  hizo que toda una gama bastante amplia de creadores partiera al exilio, y desde el Exilio estos músicos trataron de crear, generar y participar en todo un movimiento de solidaridad con el pueblo de Chile que se encontraba en plena dictadura. Son innumerables las agrupaciones que surgieron bajo este escenario, son muchas las actividades generadas, los discos grabados y los registros que a pesar de los años transcurridos aun no se conocen en Chile.

Si consideramos que grupos tan reconocidos como el Quilapayún aún tienen inédito en Chile parte de su repertorio registrado en el exilio, se imaginan la suerte que han tenido otros grupos, otros registros?: Puede parecer que la cantidad de registros es infinito, y es infinito toda la creación creada por chilenos, mirando de alguna forma a Chile, y que años tras años, décadas tras décadas aun no llegan a Chile sus voces. Esta comunicación interrumpida por los tiempos, por las circunstancias, es una tarea pendiente y esperamos de alguna forma a colaborar en este reencuentro, en el reencuentro de las voces chilenas a través del mundo, del espacio, del tiempo.

Un ejemplo es este registro, que nos ha llegado gracias a un aporte anónimo,  el disco Chile de Promauca, un grupo formado principalmente por exiliados chilenos, y que graba este disco con fuerte presencia del folklore chileno, y de la academia, con una sonoridad compacta, fuerte y recia, en un discurso poblado fuertemente por las circunstancias de esa época: La dictadura en Chile, los desaparecidos, y la distancia de la patria. Sabemos que algunos de sus integrantes formaron parte del conjunto Cuncumén, tal vez por ahí venga esa sonoridad tan enraizada con el sonido tradicional de Chile, y ese guiño sonoro con los instrumentos mas vinculados a la academia, como las cuerdas frotadas y el piano.

Un excelente registro, un buen disco, un excelente traspaso.

Músicos: Lucia Altamirano - Omar Ohrens - Nina Rojas - Mario Sanchez

Lado A:

1 Lautaro (Neruda-Ohrens)
2 A Víctor Díaz (Promauca-Casan)
3 Mujer de mil banderas (Ohrens-Promauca)
4 A derribar (Sepiain, C.)
5 Las realizaciones (Farias-Sánchez)
6 Polka de la unidad (Ohrens, O.)
7. La mancomunal obrera (Verdugo-Promauca - Brindis: Contreras)

Lado B:
1 El desaparecido (Farias-Ohrens)
2 El cuento al revés (Verdugo-Sánchez)
3 Manifiesto de mayo (Ohrens, O.)
4 Elegía a Salvador Allende (Puebla, C.)
5 Exijo vivir en Chile (Medina-Ohrens)
6 Ya viene la democracia (Verdugo-Promauca)


En Línea

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Omar Ohrens, Nina Rojas y Mario Sánchez fueron integrantes del Cuncumén que se asiló en Suecia. Ohrens y Rojas, integraron el TALLER CUNCUMÉN, en los '90, a su regreso a Chile, grupo que daría la partida para el actual Conjunto Cuncumén.

DISCOTECA NACIONAL dijo...

Gracias por tu comentario